“LA JUSTIFICACIÓN”

por. Edgar Lucero

 

Nuestra lectura se encuentra en Romanos 3:21-31. (Leer)… en este pasaje encontramos varios puntos muy importantes que podríamos desarrollar en una serie de estudios bíblicos tanto para la iglesia como también para nuestros amados visitantes que están en el proceso de recibir el mensaje del evangelio de Cristo. Sin duda alguna el tema a tratar es la Justificación, además Pablo habla de la justicia de Dios. Pero vamos por partes: La justificación significa sencillamente: “ser declarado inocente de pecado” por otro lado, la justicia de Dios hace referencia a esa NUEVA FORMA DE VIDA ESPIRITUAL mejor conocida como” cristianismo”. Y precisamente tanto la justificación, la fe y la obediencia y por ende la conversión generan eso que llamamos cristianismo verdadero. En primera instancia encontramos al apóstol Pablo escribiendo a los romanos un argumento poderoso para convencer a los judíos de que Dios no es solamente Dios de los judíos sino además es universal y por ende, alcanza también a todos los gentiles.

 

Algunas personas me han preguntado y otras se han quejado porque nos les gusta que se les considere “gentiles” y me han dicho: ¿Hermano, los que ahora somos cristianos somos considerados Judíos? Mi respuesta es sencilla: No, pero somos considerados (por ser la Iglesia de Cristo, el Pueblo de Dios)  y representamos a la nación israelita en lo ESPIRITUAL. Por otra parte, antes de haber conocido a Cristo (por causa de nuestro pecado y por causa de haber sido ajenos a las promesas de Dios por nuestra desobediencia) representábamos a los gentiles (en lo ESPIRITUAL).

 

A).- MANIFESTACIÓN DIVINA. Dios se ha revelado a los hombres en su infinita gracia, misericordia, bondad y todo resumido en una misma palabra: AMOR. (Juan 3:16) Ese gran amor que ha reflejado en su Hijo Jesucristo al haber venido al mundo y dar su vida en sacrificio  en la cruz para el perdón de los pecados  de todos los seres humanos.

B).- TRASCENDENCIA DIVINA. De ahí, que Cristo haya tenido que someterse a ese proceso real e indiscutible de cruzar la frontera que existe entre lo eterno y lo temporal (Filipenses 2:5-11) con toda humildad, mansedumbre y poder se ha dado a conocer a los hombres para que todos lo conozcan y logren la oportunidad de acercarse al Padre por medio de Él. Y de ahí, que todos los hombres tengamos la oportunidad delante de nosotros, oportunidad de salvación, oportunidad de salir de las tinieblas de pecado, ignorancia y perdición para entrar en una nueva dimensión espiritual con rumbo fijo hacia la SALVACIÓN es sin duda alguna una extraordinaria obra Divina. Porque Dios es el que toma la iniciativa de acercarnos a Él. Y por otro lado, Él espera de nosotros cercanía sincera y también solicitud en acercarnos a su camino de vida nueva. Eso da lugar a nuestro siguiente aspecto de este pasaje:

C).- OPORTUNIDAD CONDICIONAL DE SALVACIÓN. Debemos clarificar en nuestra mente que nosotros los seres humanos, todos pecadores y todos con culpa, (Romanos 3:23) ¡No podemos por si solos salir del problema del pecado en el cual hemos caído. Necesitamos urgentemente un poder supremo! la intervención de un ser Creador como nuestro Dios para que nos extienda su mano y nos ayude a salir con su ayuda de ese mundo de tinieblas y de condenación. Y para eso existen algunos requisitos: (Y este es precisamente el centro de nuestro estudio).

D).- PROCESO DE CONVERSIÓN. Este consiste primeramente de oír el mensaje del evangelio de Cristo, creer (fe) en Cristo Jesús, reconocer a Jesucristo como nuestro único y suficiente Salvador, confesar su fe en Cristo (Romanos 10:10), y obedecer el evangelio entrando en las aguas del bautismo para el perdón de sus pecador y para recibir no solo la salvación (Marcos 16:15-16)  sino también recibir el don del Espíritu Santo (Hechos 2:38) CONTINUARA…