“LA OBRA DE DIOS”

Por. E. Lucero

www.nuestramision.org

 

Nuestra lectura se encuentra en Josué 1:1-9. (leer)…

 

Aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: 2 Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel. 3 Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie. 4 Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Eufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio. 5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. 6 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. 7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

 

Este es uno de los pasajes más sobresalientes en el antiguo testamento, alguien dijo por ahí; que la frase: “Esfuérzate y se valiente” aparece 365 veces en la biblia. Aquí encontramos un llamado de parte de Dios para Josué. Un hombre que estuvo alrededor de 30 años al lado de Moisés sirviendo como porta voz en el aspecto militar. Por otro lado tenemos a Aarón el hermano de Moisés, quien sirvió como porta voz en el aspecto espiritual, un sumo sacerdote escogido por Dios con virtudes y defectos pero al fin y al cabo escogido por el Todopoderoso. Ahora Josué está a cargo del pueblo de Dios y Dios le llama de una manera firme y seria con las palabras más poderosas y más prometedoras que cualquier hombre pudiera oír: “Esfuérzate y se valiente” Son sin duda, un llamado divino que sirven al hombre Josué como una oportunidad condicional.

             No podemos dejar pasar por desapercibido el talento y las habilidades de Josué de guiar al pueblo hacia la tierra prometida, y ya una vez a dentro de Canaán, todos aquellos obstáculos, problemas, pruebas que llegarían a su tiempo tal como suele suceder a todos aquellos que sirven a Dios. Y ahí esta Josué, con las palabras de Dios que siguen entrando en su vida y se siguen alojando en lo mas profundo de su ser. Convencido de que las promesas de Dios también llegarían a su tiempo. Sabemos que Josué llega a ser líder del pueblo a la edad de 90 años de edad, sirvió por 30 años y murió a la edad de 110 años. Pero murió lleno de éxitos, y victorias y triunfos, simple y sencillamente porque DIOS ESTABA CON EL. Tal y como Dios mismo lo había prometido. Encontramos en Josué toda una vida llena de entrega hacia las cosas de Dios. Un gran soldado de Dios que peleo con todas sus mejores habilidades que Dio le había dado.

 

            Pienso muy seriamente en el llamado de Josué porque el ese llamado el deja a tras cualquier duda, cualquier pregunta y se dispone a seguir al pie de la letra las condiciones de Dios; es decir: los mandamientos de Dios. Y desde luego que el resultado no se hizo esperar.

Si bien es cierto que “Esfuérzate y se valiente” aparece 365 veces en la biblia. También es cierto que tenemos entonces 365 oportunidades en el año para entrar en la vida de entrega, temor, dedicación y consagración. Como en la que entro Josué.  Continuará…